Visitas en esta página

Contador de visitas y estadísticas
Visitas diarias del Blog
Tiny BunnyWag Tail

jueves, 25 de abril de 2019

Rastro

Creo que los recuerdos son lo más importante en esta vida.
Sin el rastro que me deja los recuerdos, sería un ser inservible.
La verdad, agradezco tener este don. Si no pudiera recordar, no podría hablar; o nadar, si quiera.
Recuerdo una playa cristalina a la que me transporto donde me encuentro.
Es un instante efímero en el que recuerdo cómo se siente un propio recuerdo.
Sé que suena retórico.
Pero, al parecer los recuerdos no tienen precedentes.
Simplemente existen y parecen de forma continua, inhóspita e inusual.
Aunque, muchas veces sea un infortunio recordar algo, ese simple hecho de recordar es lo que impulsa a continuar.
Cuando todo queda en el pasado, es imposible no recordarlo.
Pues todos los instantes, se convierten en rastros de recuerdos pasados.
Esos recuerdos que ya pasaron, son los que me mantienen con vida.
Guardo en mi memoria un sinfín de ellos.
Están almacenados y esperando el momento preciso para relucir.
Podrán aparecer frente a mí como una estrella fugaz; o como una ola que viene y va. Como la marea alta en una noche de luna llena.
O más bien, como un meteorito ardiendo en llamas en el interior de mi mente.
Cada uno deja una huella, una huella imborrable.
Porque, si los instantes no dejaran algún rastro, entonces no serían ningún recuerdo...



martes, 19 de febrero de 2019

Recurrente

Pensamientos vagos
Recuerdos recurrentes

Una inapropiada forma de pensar y un sinfín de posibilidades sin precedentes.

Me inmiscuí en una nube de humo, mientras que, en mi intelecto revoloteaba un sinfín de palabras mientras veía imágenes imaginarias.

Dichas imágenes sólo eran recuerdos distantes
De playas caribeñas
Llenas de amor propiciado por enamorados
De hecho, una parte de mi amor también pertenece a aquél lugar.

Entonces, continúo observando aquella alucinación
Introduzco mi pensar en ella
Me pregunto, seguidamente
¿Es posible la reencarnación?

Si es así, creo que me he desbordado de recuerdos recurrentes.
De una vida pasada, (no tan lejana).

Ya pasó, pienso.
No hay realmente precedentes.





jueves, 14 de febrero de 2019

Lejanía

No hay vuelta atrás, me he alejado de mi propio yo.
La esencia de uno mismo se basa en el entorno que rodea a nuestro cuerpo. Entonces, alejarse de uno mismo es, simplemente, desconocerse en sí.
Por un instante, logro recobrar la cordura que había perdido tras un sueño inherente a mis propios miedos.
Pero, ahora que lo pienso, no se trataba de un sueño.
¡Era la inminente realidad!
Pero una realidad distorsionada. Y por distorsionada me refiero a que, ya no era la realidad a la que yo estaba acostumbrada. 
Todo cambió. 
Cuando recobré la consciencia, me encontraba a punto de descender por un abismo sombrío. 
Miré a mis espaldas y todo lo que construí, había desaparecido. 
Estaba a punto de construir un nuevo entorno, para mi nuevo yo. 
También tenía que construir aquél ''nuevo yo''; porque me encontraba perdida en la lejanía de saber lo que en realidad sucedía...


viernes, 1 de febrero de 2019

Claridad

Me imagino un sinfín de posibilidades absurdas...
En mi mente sé, que nada de esto sucederá.
Mi imaginación vuela y no puedo controlarla.
Mis deseos se esparcen a través de pensamientos apacibles.
Me inundo en posibilidades inhóspitas, recreo escenarios imposibles.
Noto voces distorsionadas a mi alrededor, que aclaman ser escuchadas.
Pero me encuentro en un estado de invidencia que me prohíbe observar aquella luz con claridad.
Abrumada por el  presente y sofocada en las sombras del pasado. 
Pero, aunque eventualmente conozco la razón de todo esto, me niego a transcurrir a través de la sombría realidad. 

domingo, 27 de enero de 2019

El Valle de las Sombras

Tomé asiento; y junto a mi, una taza de café recién colado. 
Me propuse admirar lo que sucedía a mi alrededor: 
“Estoy en mi ciudad”, pensé. ¡Todo parecía de ensueño!
Los árboles iluminaban cada esquina y un verde brillante los caracterizaba. 
Me desplazaba lentamente por las calles mirando anonadada mi alrededor. El sol resplandecía ante mí, y las nubes se movían en sincronía. Las calles estaban colmadas de alegría. Notaba felicidad, voces risueñas y un sinfín de colores...
De un segundo a otro, todo comenzó a desvanecerse.
Para mi infortunio, algo, había afectado a Caracas.
En seguida me transporté a la realidad:
Aquella ciudad “feliz”, se convirtió en El Valle de las Sombras.
Calles bajo una oscuridad que asedia
Esquinas abandonadas 
Una brisa desapacible 
La tristeza se convirtió en la protagonista de mi descripción.
Desde mi ventana, observé cómo la decadencia se adueñó de Caracas y la convirtió en un lugar sombrío.
Cualquiera que transcurriera por allí, pondría en peligro su vida.
Aunque se fuese un amante de la adrenalina, hasta esto, sería imposible...


jueves, 24 de enero de 2019

Mares de Ensueño

Momento sombrío
Oscuridad que asedia
Ritmos sibilantes
Olas de suposiciones me invaden
Me transporté al Edén
A través de mis pupilas...

A mi imaginación le place hacerme volar
Escucho el mar y me elevo
Como si estuviera en un viaje astral
A través del tiempo...

Pero en la realidad, no son nada más que simples
Sueños.



miércoles, 16 de enero de 2019

Despojo


En mi mente, quedan siempre ideas  sin “precedentes”; o así las solía llamar. 
Estuve esperando mucho tiempo para esto.
Sentir la adrenalina que provoca la afluencia de palabras en mi mente.
Contemplando diferentes horizontes; como también observando todo desde una perspectiva distinta. 
Aunque, indistintamente haciéndolo con una finalidad:
Escribir.
Ciertamente, el despojo de la inspiración puede ser algo probable, o ya bien, inherente a la situacion.
¿Reponerse de la deriva extrema es una necesidad?